Receta de alcachofas en vinagreta, un plato exquisito con un toque de acidez que nos aporta grandes beneficios para la salud a distintos niveles como por ejemplo bajar el colesterol y eliminar toxinas del organismo.

Si la vinagreta no es lo tuyo pero quieres seguir preparando unas alcachofas y no sabes como, te recomiendo a que te pases por esta sección donde te explico como preparar alcachofas con jamón, es una receta 100% tradicional y como dice mi pareja, muy española.

El origen de la alcachofa al igual que muchos alimentos de hoy en día no se conoce con exactitud. Lo que sí sabemos es que en la cocina mediterránea hay decenas de recetas entre las cuales está también la de alcachofas en vinagreta.

Alcachofas en vinagreta

    • Kcal
      52
    • Grasas
      0.68
  • Comensales:
    4
  • Cocina:
    Española
  • Categoría:
    Recetas vegetarianas
  • Preparación:
  • Cocción:
  • Tiempo total

Ingredientes

  • Alcachofas – 12 unidades.
  • Limón – 2 unidades.
  • Aceite de oliva – 50ml
  • Vinagre blanco – 20ml
  • Orégano y sal.

Cómo se preparan

  1. Antes de empezar vamos echando agua fría en una olla o ensaladera grande; en esa misma ensaladera exprimimos un limón y medio y mezclamos un poco, cortamos la otra mitad en rodajas y reservamos para luego adornar el plato. 
  2. Ahora con las cosas medio preparadas nos ponemos a limpiar las alcachofas eliminando el tallo y las hojas más duras que la rodean; luego las cortamos por la mitad y las echamos en la ensaladera con agua y limón. 
  3. En otra olla ponemos agua a hervir y echamos las alcachofas. En cuanto rompa a hervir bajamos el fuego y dejamos cocer unos 25 minutos con la olla tapada. 
  4. Mientras se están cociendo a fuego lento, podemos ir preparando la vinagreta, mezclando en un bol o tazón el aceite con el vinagre y un poco de sal; una vez bien mezclado espolvoreamos un poco de orégano por encima. 
  5. Pasados los 25 minutos de cocción podemos probar si las alcachofas están ya hechas y si están las escurrimos bien, las dejamos un momento para que se enfríen las estrujamos cuidadosamente para eliminar todo el agua y las colocamos en un plato con el corte hacia arriba. Ponemos la vinagreta en el medio y unas rodajas de limón alrededor para que los comensales vayan echando la cantidad que les apetezca